Tu bebé ya ha llegado, llevabas tiempo deseándolo, esperándole, y por fin está aquí. Llevas unas horas, quizás unos días con él, y parece que se coge bien al pecho, pero no estás muy segura. Tienes la sensación de que pide muy a menudo, de que no se queda satisfecho con las tomas y empiezas a pensar que tu leche no es buena o que quizás estás produciendo poca.

No, tu leche es buena, la leche de todas las mujeres es buena, así que entonces será quizás que produces poca.

Durante la etapa de lactancia es necesario que las madres se alimenten adecuadamente, aumentando la cantidad de nutrientes que contengan hierro, zinc, fósforo, magnesio, calcio y vitamina B6, para mantenerse sanas, fuerte y favorezcan a la producción de leche materna, en beneficio de sus bebés.

MENESTRAS Y HUEVO

La Lic. Iskra Canal Aguirre, nutricionista del Hospital III de Emergencias Grau, explicó que las fuentes principales de hierro y zinc están en las carnes rojas, derivados lácteos, huevos, cereales integrales y menestras, mientras que el calcio se encuentra en los productos lácteos.

“La dieta de la madre influye en la composición de la leche materna, por lo que se debe incluir el consumo de productos como pescado, nueces, almendras, aceite de oliva, aceite de canola, y aceite de soya”, dijo.

La nutricionista explicó que una fuente importante de vitaminas es el huevo, el cual debe consumirse a diario, pero evitando que se cocine excesivamente la yema, también conocido como “huevo pasado”.

“También se pueden consumir pollo, carne de res, considerando que son una fuente importante de hierro y proteínas”, indicó la especialista.

OMEGA 3

Dijo que la dieta influye en la composición de la leche materna y su calidad, por lo que se debe incluir el pescado, que contiene omega 3, vitamina A que ayuda a la absorción del calcio, y yodo que ayuda al buen desarrollo del bebé.

RECOMENDACIONES

  • Evitar la realización de dietas estrictas, ya que el cuerpo de las madres tomará los nutrientes necesarios para producir leche, afectando su propio estado nutricional.
  • Desechar algunos mitos que relación a la leche materna con problemas de cólico de gases y diarreas en el actante. Los gases se producen por una mala técnica de lactancia materna.
  • La producción de la lecha materna se logra a través de la succión del lactante y con abundante hidratación.

El equipo de redacción de Prensa21 trabaja permanentemente para entregarle la información que a usted le interesa.

SHARE