Por sus comprobadas propiedades diuréticas, el apio, el perejil, la linaza, la cebada y la piña son productos que no deben faltar en la dieta diaria, pues son aliados naturales en la prevención de males renales.

La doctora Martha Villar López, de Medicina Complementaria de EsSalud, explicó que el consumo diario, en forma de extracto, de un vaso de apio, perejil y piña incrementará la diuresis (secreción de la orina), contribuyendo a la labor de los riñones, órganos que resultan vitales, pues tienen la función de filtrar la sangre y depurar todas las toxinas del organismo.

Tras recalcar que las enfermedades renales por lo general no presentan síntomas y afectan la calidad de vida de las personas, la doctora Villar recomendó a la población a mantener una dieta equilibrada y saludable, así como realizar actividades físicas.

Y es que enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión arterial dañan la función de los riñones.

“De esta manera, colaboraremos con el cuidado de nuestros riñones”, subrayó la especialista de EsSalud, quien remarcó la importancia de que las personas consulten siempre con su médico tratante.

Propiedades nutricionales del apio

El apio contiene fibra, proteína vegetal, antioxidades como flavonoides, vitaminas A, B1, B2, B3, B6, C, minerales como el potasio, sodio, hierro, magnesio, fósforo, selenio y calcio y aceites esenciales.

Estos nutrientes le confieren al apio acción antiviral, diurética, anticancerígena, vasodilatadora, antiinflamatoria, depurativa, antibacterianas, hipoglucemiantes.

BENEFICIOS

  • Combate los virus y las bacterias
  • Resulta excelente para eliminar los líquidos retenidos
  • Para dolencias que implican inflamación (artritis, vitíligo, reumatismo o psoriasis)
  • Ayuda a eliminar el ácido úrico y otras sustancias de desecho.
  • Depura los riñones y está indicado para combatir su infección
  • Favorece la eliminación de cálculos

El equipo de redacción de Prensa21 trabaja permanentemente para entregarle la información que a usted le interesa.