El pH de nuestro cuerpo, o lo que es lo mismo, el nivel de acidez de nuestro organismo, se mide en una escala de 0 al 14. De 0 a 7 se consideraría un cuerpo ácido mientras que de 7 a 14 sería alcalino. Para buscar el equilibrio, la dieta alcalina apuesta por una alimentación a base de frutas y verduras dejando de lado a las carnes rojas, de cerdo, aves de corral, etc. así como a los lácteos. Por supuesto, las grasas y los azúcares también están excluidos de esta dieta.

Con este tipo de alimentación más saludable, conseguiremos, en primer lugar, desintoxicar nuestro cuerpo. Y lo haremos a través de la orina. Ésta será más fluida y alcalina, lo que favorecerá la eliminación de toxinas al mismo tiempo que nos protegerá de padecer cualquier infección en los riñones. Y en segundo lugar, puesto que hemos dejado fuera de nuestra alimentación aquellos productos grasientos, nuestro peso disminuirá.

Un pH de 0 a 7 quiere decir un elevado porcentaje de acidez. O lo que es lo mismo, nuestro propio cuerpo constituye un imán para las enfermedades. Para evitar cualquier tipo de adversidad, lo ideal sería encontrar el equilibrio entre la acidez y la alcalinidad.

A continuación les mostramos cuáles son los alimentos alcalinos para crear unas fantásticas recetas para una dieta alcalina.

Verduras: Remolacha, Brócoli, Col, Zanahoria, Coliflor, Apio, Judías verdes, Pimientos, Pepino, Berenjena, Ajo, Lechuga, Hongos, Nabo, Cebolla, Calabaza, Rábanos, Algas, Espinacas, Tomates, Berro, Brotes de soja, Habas, Espárragos y Repollo.

Frutas: Manzanas, Albaricoques, Frutos rojos, Mango, Papaya, Fruta de la pasión, Coco, Uvas, Pomelo, Melón, Sandía, Cerezas, Limón, Lima, Mandarinas, Melocotón, Piña, Pera, Nectarina y Ciruelas.

Legumbres: Lentejas.

Frutos secos: Almendras, Avellanas, Castañas, Uvas pasas, Dátiles y Nueces.

Especias: Jengibre, Cayena, Canela, Todo tipo de hierbas aromáticas, Guindilla, Curry y Perejil.

Condimentos: Vinagre de manzana, Bicarbonato, Agua mineral, Sal y Miel.

Bebidas: Té e Infusiones.

Aceites y Grasas: Aceite de oliva.

Hemos de tener en cuenta que esta tabla de alimentos alcalinos, es una exposición de productos orientativa, ya que hay más de 250. Pero bueno, con ella nos podemos hacer una idea de cuáles son aquellos que nos favorecen y nos hacen la vida más agradable, llevadera y saludable.

Cómo empezar una dieta alcalina

Lo ideal es empezarla poco a poco, ir introduciendo los alimentos alcalinos de manera paulatina en nuestra dieta es la mejor opción ya que si eliminamos todos los elementos ácidos de nuestra vida de golpe puede que nos suponga un duro cambio y nos dificulte seguir adelante con la dieta, por lo que para tener éxito con ella, muchos nutricionistas recomiendan hacer la dieta de forma progresiva.

En este sentido puedes ir añadiendo alimentos poco a poco como he dicho y tras unos días hacer una de las comidas totalmente alcalinas, cuando ya tengas esa comida bien establecida en tu rutina, puedes empezar a implementar la segunda. Por ejemplo: introduce primero el desayuno alcalino en tu día a día y de ahí pasa a hacer la cena. Se te irá haciendo la dieta mucho más sencilla ya que irás marcándote las pautas según tus necesidades.

El equipo de redacción de Prensa21 trabaja permanentemente para entregarle la información que a usted le interesa.

SHARE