Si de verdad queremos adelgazar deberemos controlar la cantidad de calorías que tienen los alimentos que ingerimos diariamente en nuestro cuerpo.

A más calorías, más peso ganaremos. Por eso, con la libertad de comer de todo lo que nos apetezca, deberemos saber primero el número de calorías que contiene cada alimento y la cantidad de calorías que debemos consumir diariamente.

Para facilitar la comprensión y controlar mejor tanto las calorías como la cantidad de las mismas, las catalogamos por puntos.

Por ejemplo, si tu tope son 25 puntos tú deberás procurar que la suma de puntos de las calorías que ingieres diariamente no sea mayor a tu tope. Así conseguirás una rebaja gradual, no traumática, de tu peso.

Puntuación para hombres y mujeres en la dieta de los puntos

Aquí cada alimento tiene una puntuación al igual que a cada persona se le asigna un valor. Para calcular de cuantos puntos disponemos al día lo haremos a través de los siguientes parámetros.

Sexo

Mujer: 7

Hombre: 15

Edad

18-20: 5

21-35: 4

36-50: 3

51-65: 2

+65: 1

Peso. Pésate y apunta la decena. Si pesas 65, la puntuación será 6.

Altura

-160cm: 1

+160cm: 2

Actividad física

100% sedentaria: 0

Principalmente de pie: 2

Andar frecuentemente: 4

Esfuerzo físico: 6

Objetivo

Perder peso: 0

Mantenimiento: 4

Una vez ya sabemos, cuanto valemos, sólo nos falta saber qué vale cada alimento para finalmente elaborar y adecuar un menú diario a nuestro número máximo de puntos.

Tabla de la dieta de los puntos

Como veremos a continuación, a cada alimento le corresponde una cantidad determinada de puntos. Para hacerlo más fácil, dividiremos los alimentos en 3 grupos. Primero los que van de 0 a 2 puntos. Luego los que van de 2 a 4 puntos, y finalmente aquellos cuya puntuación es igual o superior a los 4 puntos.

Alimentos de 4 o más puntos:

Una copa de helado: 4 puntos

Un plato de arroz: 4

Una porción de pizza: 4,5

Tortilla de patatas:  5,5

Un plato de puré de patatas: 6

Una ración de ensaladilla rusa: 7

Filete de  ternera: 8 puntos

Ya conoces los puntos asignados a cada alimento y el tope calórico adaptado a tu situación considerando tu edad, sexo, ocupación o peso.

Esta dieta trata de libertad. Puedes elegir libremente todos los días los alimentos que puedes ingerir sin pasar el tope, sin ansiedades porque un día te has pasado en una comida fuera de casa o en una celebración familiar o social.

Libertad sí, pero te debes controlar tanto para no pasarte como para evitar una posible desnutrición. Para ello tienes que imponerte un equilibrio para que, sin pasarte, combines los alimentos sin perder de vista la cantidad de proteínas, grasas y carbohidratos para una correcta nutrición.

Es cómoda, porque una vez que te has hecho el plan, no te supone grandes esfuerzos culinarios, si tienes en cuenta que esta dieta se aconseja no alargarla por más de treinta o cuarenta días.

¿Es segura? ¿Funciona? Cada día hay más adeptos a esta dieta que, al dar libertad al interesado para escoger su alimento preferido, la eligen entre el maremágnum de dietas aburridas, duras, difíciles y excluyentes. De ahí también que se hable de ella y se aconseje en numerosos foros y conferencias internacionales.

Consejos para llevar que la dieta de los puntos sea segura

Debes ser fiel a los cálculos preestablecidos al inicio de la dieta. Si te pasas haciendo concesiones a los gustos o placer del momento, la dieta por puntos no surtirá en ti ningún efecto positivo. No quiere decir que si alguna vez te pasas a causa de una celebración familiar o comida fuera de casa o por un descuido puntual, eso signifique abandonar la dieta.

No debes llevar a cabo esta dieta por más de treinta días. Como cada persona tiene un proceso metabólico diferente, puedes añadir unos cinco o diez días más para satisfacer tu idea de bajada de peso hasta el límite deseado.

Cuando termines la dieta por puntos con la satisfacción de haber conseguido el deseo de bajar los kilos que te sobraban, no olvides que no hay dieta segura para siempre. Aprende a conservar el peso obtenido en la dieta proponiéndote un sistema de menús que guarde proporcionalidad con las propias necesidades calóricas y no vuelvas a las andadas. Ten en cuenta que con esta dieta tienes total libertad para comer lo que quieras, siempre que no juntes los alimentos con una mayor puntuación.

Menú de la dieta por puntos

Una vez aclarados los puntos de los que disponemos a diario y lo que vale cada alimento, vamos a  elaborar un menú sencillo que estaría entre los 17 y los 19 puntos. Esto correspondería a una dieta media de 1.400 calorías que nos permitiría perder hasta medio kilo por semana.

Alimentos de 0 a 2 puntos:

Todas las verdura: 0 puntos.

Café y té: 0

Zumo: 1

Fresas: 0

Naranja: 0

Manzanas: 0

Miel: 0,50

Un racimo de uvas: 1

Tres lonchas de jamón cocido: 1

Una galleta: 1

Mantequilla: 1

Un vaso de yogur desnatado: 1,5

Una lata de mejillones 1,5

Queso de Burgos: 1,5

Aceitunas, 4 unidades: 1,5

Alimentos de 2 a 4 puntos:

Un plato de pasta: 2 puntos

Un huevo : 2

Almendras: 2

Un vaso de leche semi-desnatada: 2

Paté de alguna ave: 2

Una copa de vino: 2

Refrescos con gas: 2

Un tercio de cerveza: 3

Una copa de cava: 2,5

Un vaso de sangría: 2,5

Un vaso de horchata: 3,5

Patatas: 2

Un plato de merluza: 2

Un vaso de flan de vainilla: 2

Un plátano: 2

Croquetas de pollo: 2

Un plato de lentejas: 2,5

Una lata de atún: 2,5

Tres lonchas de jamón serrano: 3

Bocadillo de pavo: 3,5

Chorizo ibérico:  3,5

Palomitas de maíz: 3

Desayuno: 4 puntos

Media tostada con mantequilla y mermelada light

Almuerzo: 2 puntos

Yogurt desnatado 0% azúcar

Una pieza de fruta

Comida: 5 puntos

Lentejas

Cocido

Pasta con salsa de tomate, pimiento y cebolla

Pollo asado con manzana al horno

De postre: fruta

Merienda: 2 puntos

Una rebanada de pan integral con una loncha de pavo o jamón cocido

Cena: 5 puntos

Ensalada con lechugas variadas, zanahoria y tomate

Parrillada de verduras: berenjenas, calabacín, tomates, alcachofas, espárragos trigueros…

Bacalao con tomate al horno

Salmón a la plancha con espinacas

Habas revueltas con jamón

Postre: fruta o un yogurt desnatado 0% azúcar.

Con estas claves os resultará muy sencillo seguir la dieta de los puntos, y lo que es más importante, conseguir nuestro objetivo de adelgazar.

Como habréis comprobado, es una dieta sencilla que no requiere mucho esfuerzo y con la que se puede perder peso al mismo tiempo que mantenerlo. Sin duda, ¡la dieta por puntos es una apuesta fácil y segura para combatir esos kilos de más!

Dieta por puntos para embarazadas

Nadie discute la compatibilidad de la dieta por puntos en las mujeres embarazadas, al no ser una dieta tan exclusiva o limitativa de alimentos necesarios para el proceso alimenticio especial que supone un  embarazo.

Naturalmente habrá que tener en cuenta unos cuantos consejos no sólo útiles, sino necesarios para que el fruto del embarazo se forme, se desarrolle y nazca como toda mujer embarazada desea, y todo sin que la mujer sienta la pesadez de su cuerpo por efecto de una alimentación equivocada.

1ª Recomendación / Consejo

Es lógico que la mujer embarazada necesita comer más, porque tiene que alimentar a otro ser vivo. Pero tenemos que distinguir entre los primeros meses del embarazo y los últimos meses.

En los primeros cuatro meses no debe aumentar de peso más de unos 2 kilos. A partir del quinto mes irá gradualmente aumentando el peso a cuatro o seis kilos como máximo deseado.

La dieta por puntos le ayuda. No olvide comer, no picar, comer unas cinco o seis veces al día, según los puntos asignados a usted aumentando 6 puntos los primeros meses y 12 puntos los posteriores.

2ª Recomendación / Consejo

El tipo de la alimentación no difiere mucho de la aconsejada en situación normal de la persona.

Fundamentalmente no debe faltar el consumo de proteínas (carne, pescado, queso, huevo, legumbres) hidratos de carbono (pan, pasta, arroz, patata) y grasas (aceite de oliva, pescado azul, frutos secos).

Hay que tener muy en cuenta la ingestión de alimentos que contengan hierro contra la anemia tan perjudicial para la medre y el feto (carnes rojas, legumbres, pescado, huevos…), yodo (pescados, mariscos…), calcio (lácteos y bebidas enriquecidas).

3ª Recomendación / Consejo

Eliminar de su dieta las bebidas cafeínicas como el café o el té, así como las bebidas cabonatadas y los zumos, la bollería y los embutidos, los picantes y los ácidos y sobre todo eliminar la sartén y la plancha y usar más las ollas, es decir, hervir y hornear.

4ª Recomendación / Consejo

Cualquier desequilibrio alimenticio en esta fascinante etapa de embarazo tendrá que comunicarlo a su médico.

Otras dietas que también te pueden interesar:

Dukan

Mediterránea

Blanda

Vegana

Atkins

Perder peso rápido

Alcalina

De la Piña

Alcachofa

Scardale

Disociada

El equipo de redacción de Prensa21 trabaja permanentemente para entregarle la información que a usted le interesa.

SHARE