La investigación sobre el caso de las desapariciones forzadas y asesinatos que se produjeron en 1992 en la base antisubversiva Madre Mía por la desaparición de los esposos Natividad Ávila y Benigno Sullca avanza a buen paso y empieza a tomar forma.

Así lo explicó Carlos Rivera, director del Instituto de Defensa Legal (IDL) y abogado de la familia Ávila, quien señaló a Perú21 que Luis Valdivia, de la Cuarta Fiscalía Penal de Terrorismo y a cargo del citado caso, ha logrado recabar documentación importante que ayudará a contrastar los hechos.

Precisó que el Ministerio de Defensa, que preside Jorge Nieto, ha cumplido con entregar la relación de comandantes y otros militares que estuvieron a cargo de la base en esa zona en los años 90.

Además, Rivera indicó que entregó a Valdivia los dos informes sobre el caso Madre Mía que elaboró la Coordinadora de Derechos Humanos. Agregó que próximamente se retomarán los interrogatorios a los familiares y militares.

El pasado 24 de mayo, Rivera solicitó al Ministerio Público que se incluya al ex presidente Ollanta Humala en calidad de investigado porque considera que el caso fue archivado de manera irregular.

Recordó que, en esa época, estaba al mando de esa unidad el ‘Capitán Carlos’, a quien hoy ex soldados y familiares de las víctimas sindican a Ollanta Humala. Tras revelarse las transcripciones de los diálogos interceptados con orden judicial a Humala, en la campaña de 2011, Jorge Ávila dijo en mayo pasado a este diario que se arrepentía de haber cambiado su testimonio (ante la Fiscalía a cambio de dinero) y reiteró que Humala “mandó a desaparecer a sus familiares”.

El equipo de redacción de Prensa21 trabaja permanentemente para entregarle la información que a usted le interesa.

SHARE