Cientos de campesinos e indígenas marcharon este martes en apoyo a la reelección del presidente boliviano Evo Morales, durante la conmemoración por la masacre ocurrida hace 14 años en la denominada “guerra del gas”, que provocó decenas de fallecidos y cientos de heridos.

La marcha partió desde El Alto hasta la plaza San Francisco en La Paz (capital), donde los bolivianos convocaron a nuevas manifestaciones en los próximos días para que el Tribunal Constitucional apruebe la solicitud de reelección de Morales.

De concretarse esta decisión, el actual jefe de Estado podrá presentar su candidatura por cuarto período consecutivo para ejercer funciones hasta el 2025.

El dirigente nacional de los campesinos, Jacinto Herrera, indicó que la masacre ocurrida en 2003 marcó un hito porque, en su opinión, los bolivianos fueron gobernados hasta ese momento por intereses externos y no por sus propios objetivos.

“Hemos determinado que ya no más, que tiene que haber un gobierno indígena, un gobierno propio”, afirmó en referencia a la gestión de Morales, quien cuenta con el apoyo de las bases campesinas.

Además, solicitaron al Gobierno boliviano insistir en la petición a Estados Unidos (EE.UU). para que realice la extradición del expresidente prófugo Gonzalo Sánchez de Lozada.

Durante el Gobierno de Sánchez de Lozada, se produjo una represión militar contra las protestas populares que rechazaban la exportación de gas boliviano a EE.UU.

Este hecho dejó más de 60 fallecidos y más de 400 heridos en 2003.

TE PUEDE INTERESAR:

¿Cómo ponerte en forma durante un feriado largo?

 

El equipo de redacción de Prensa21 trabaja permanentemente para entregarle la información que a usted le interesa.

SHARE