La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, aún no se salva de la investigación fiscal que se le sigue en el marco del presunto caso de lavado de activos del ex secretario general de su partido político Joaquín Ramírez.

La investigación contra Ramírez busca aclarar el origen de su patrimonio, que superaría lo US$7 millones. Las indagaciones iniciaron en setiembre del 2016.

Keiko debe aclarar sus ingresos, gastos, compra de inmuebles en el Perú y el extranjero.

La fiscal Vidal incluyó a Keiko Fujimori en la investigación en febrero de este año.

En su resolución dio cuenta de que el ciudadano Jesús Vásquez presentó ante el Departamento Antidrogas de Estados Unidos (DEA) una grabación en la que supuestamente se escucha decir a Ramírez que la ex candidata presidencial le habría entregado US$15 millones “para lavarlos” y que él lo habría hecho a través de una cadena de grifos.

La fiscalía también ha señalado que no se descarta que parte del patrimonio del condenado ex presidente Alberto Fujimori, obtenido a través de actos de corrupción, haya sido empleado por los investigados y sus empresas para dar apariencia de legalidad.

A su salida de la sede del Ministerio Público, en el Centro de Lima, Fujimori Higuchi evitó dar declaraciones a la prensa.

El equipo de redacción de Prensa21 trabaja permanentemente para entregarle la información que a usted le interesa.

SHARE