Texto: Carlos Linares Huaringa (Twitter: @calih1)

Fotos: Alexander Oyarce

Este 12 de setiembre se cumplen 25 años de la captura del terrorista Abimael Guzmán, cabecilla de Sendero Luminoso que cayó junto a su cúpula criminal en 1992. Sin embargo, la amenaza sigue latente para el país. En esta entrevista el expresidente de la Sala Penal Antiterrorista, Marcos Ibazeta, analiza los riesgos que enfrenta la sociedad peruana ante el avance de la nueva estrategia desplegada por los promotores de esta ideología criminal.

¿A 25 años de la captura de Guzmán, en qué situación se encuentra Sendero Luminoso?

Tenemos a un Abimael Guzmán con su organización sólida, reestructurada, infiltrada en la base social y los gremios, generando organismos de fachada, captando adherentes. Es decir, políticamente muy fuerte y con un Estado muy débil.

¿Sirvió de algo el denominado ‘Acuerdo de Paz’?

Con el Acuerdo de Paz no hubo rendición y el Estado no hizo nada más, consideró que con el marco normativo antiterrorista era suficiente para combatirlos, se confió por la cantidad de terroristas presos y condenados sin darse cuenta que Abimael generó una estrategia para cercar al Perú.

¿Cuál era esa estrategia?

Fue a través de los organismos supranacionales, para traerse abajo todos los procesos, inclusive cuestionando la actividad policial, militar y el marco jurídico antiterrorista.

¿Cuándo comienza a ejecutarse ese plan?

Eso lo logra a partir del 2000, pero antes de eso obtienen dos sentencias: el MRTA con Castillo Petruzzi y Sendero Luminoso con Loayza Tamayo, en la Corte Interamericana de Derechos Humanos a instancia de la Comisión Interamericana.

¿Qué es lo que establecen esas sentencias?

Que el marco normativo antiterrorista era inconstitucional, que no respetaba los estándares del pacto de San José, que los medios de prueba no tenían un valor decisorio, que se había lesionado el derecho a la defensa porque se había judicializado todo y que la Fiscalía en realidad era una institución de adorno porque todo lo hacían los policías, de modo que esas investigaciones no deberían ser tomadas en cuenta y los medios probatorios debían generar mucha reserva en su valoración. Con eso obtienen la relativización del tratamiento penitenciario.

¿Qué otras acciones perjudicaron la lucha antiterrorista?

El Estado desmanteló su aparato de seguridad, lo poco que quedaba lo debilitó, el gobierno de Toledo anuló todos los procesos y como consecuencia de esa nulidad vinieron los nuevos juzgamientos, se redujeron las penas como en el caso de Garrido Lecca y otros que de cadena perpetua pasaron a 20 años o 25 años y las tres cuartas partes fue absuelto por insuficiencia probatoria. El Estado no se preguntó a dónde iban a ir los miles que salían de las cárceles.

¿Quiénes son los responsables de esta situación?

Todos los que pasaron por el Ministerio de Justicia desde el gobierno de transición y el de Toledo. Desde el Ministerio de Justicia debe desclasificarse toda la documentación de la época y los que han intervenido ahí deben dar explicaciones al pueblo peruano respecto a cuál fue la finalidad de reunir a toda la dirigencia del MRTA y de Sendero Luminoso en la Base Naval del Callao para enviar un emisario negociador, que no sabemos qué negociaba, pero de esa negociación surgió la Comisión de la Verdad.

Entonces desde su origen la CVR estuvo bajo sospecha

Fue inoportuna porque las ‘comisiones de la verdad’ se implantan cuando el conflicto ha sido superado, pero no en ese momento ya que Sendero Luminoso estaba en plena guerra política para superar el recodo, que era como Abimael llamaba a su detención.

¿La labor de CVR favoreció al final a los intereses del Estado?

Los resultados de la CVR no lograron unir al país sino que fueron utilizados por Sendero Luminoso en contra del Estado. Se debilitó al Estado y se fortaleció a la agrupación (terrorista) y se polarizó al país y a los peruanos. Desde entonces no logramos conciliarnos, por eso es que la reconciliación que debería ser de los senderistas con el Estado, para que se incorporen y no sean una amenaza, no se ha producido y no hay visos de que eso ocurra. Ahora el objetivo es la reconciliación entre nosotros, los que hemos sido agredidos por Sendero.

INFILTRADOS

¿Cuál es la nueva estrategia de Sendero Luminoso?

Sendero prioriza la acción política en base a su ideología, y la ideología es el ‘pensamiento Gonzalo’. Por tanto, su movimiento táctico es el olvido de Sendero Luminoso, constituyendo órganos de fachada como el Movadef, de modo que los que se le adhieran digan que no son SL y por lo tanto no son terroristas, que están apostando por una lucha política partidaria en los procesos electorales, pero estos organismos de fachada llevan la ideología del ‘pensamiento Gonzalo’.

¿Qué se puede hacer jurídica y penalmente?

Evidentemente se producen dos temas que confunden. Cuando hay exsenderistas en el Movadef se puede decir que si es de Sendero y entra al Movadef, pues que sigue siendo Sendero, aunque ellos dirían que no. Aún así es difícil porque no hay ley que le restrinja asumir el ‘pensamiento Gonzalo’, como no mata, no incendia, no derriba torres, no hace explotar coches bomba no se le puede acusar de terrorista. Pero mucho más difícil es la situación de los jóvenes que se adhieren al Movadef ¿Ellos podrían ser imputados como pertenecientes a Sendero? Ahí es casi imposible establecer una persecución. El Estado se ha quedado y Abimael puede decir que está triunfante en ese escenario.

¿Y la ley de apología?

Ese fue el otro gran error que surge del desconcierto del Estado y de su falta de visión de futuro porque en vez de adecuar su marco antiterrorista a la generación de órganos de fachada manteniendo el cordón umbilical ideológico, se generó un vacío para que estos actos se consideren atípicos penalmente y no puedan ser perseguidos y apuesten todo a la apología, que es la exaltación, el enaltecer actos de terror o a los que los ejecutaron. Sin embargo, el Movadef dice que su ideología es el ‘pensamiento Gonzalo’ pero que no van a asumir la violencia ¿cómo se aplica ahí la apología? si lleva el cartel de Abimael es fácil, pero los jueces no se atreven.

Mientras tanto, el nivel de infiltración en la sociedad sigue avanzando

Así es. A través de los órganos de fachada tenemos a miles de personas infiltradas, pero no sabemos cómo, en qué niveles y qué nuevos cabecillas han surgido, porque es obvio que los cabecillas de Sendero que ya son conocidos jamás van a ponerse a liderar un movimiento. Si no tenemos esa información, cómo vamos a perseguirlos. Durante la huelga magisterial el ministro del Interior dijo que Pedro Castillo representa una rama de Sendero a través de órganos de fachada, pero no hay información que haya sido procesada, que nos diga que realmente pertenece.

Se ha señalado que personajes vinculados al Movadef han estado y están detrás de las principales protestas en el país

Pero claro. En los frentes de defensa es evidente que hay infiltración, pero lo inteligente de ellos es que esa infiltración moviliza a sectores de la población y gremiales por reivindicaciones legítimas, pero con un discurso exasperante, de modo que al generarse una conciencia colectiva de una protesta de furia, va a salir la población a tomar aeropuertos, carreteras, destruir vehículos, edificios, a asesinar. Eso lo hemos visto en Bagua, en La Oroya, en Casapalca y después nos impusieron las mesas de diálogo, donde nadie iba a dialogar desde la época de Toledo sino a arrodillarse y a firmar todo lo que les pedían los frentes de defensa. Incluso lograron establecer una coordinadora de los frentes de defensa.

¿El Sutep ha sido su más reciente objetivo?

¿Cuál es el gremio a través del cual ellos pueden desarrollar con mayor eficacia su adoctrinamiento ideológico? El objetivo son las nuevas generaciones, nuestros niños, pero no se ha investigado nada, vemos que se están disputando el control del Sutep, una dirigencia mucho más radical que quiere sacar del escenario a Patria Roja. Sendero ve que es una ‘pera en dulce’ el magisterio, lo que no quiere decir que los maestros sean senderistas.

¿Qué otro sector enfrenta ese mismo riesgo?

Las rondas, porque es el pueblo armado, el que luchó contra Sendero. No se ha investigado, pero cuando ocurrió lo de Cajamarca contra Conga las rondas actuaron y en las rondas los dirigentes no eran campesinos, que se rigen por el derecho consuetudinario, sino profesores y comerciantes que ahora están postulando al Congreso. Desde ahí empezaron a proponer que se reconozcan las rondas urbanas, pero eso significaría que la Policía no sirve para nada, que el Estado no está presente. Además, con rondas campesinas estaríamos construyendo una sociedad cubana o venezolana, que tienen patrullas de civiles que controlan a la población, pero vinculados a los aparatos de seguridad.

¿El grupo que está en el Vraem sigue siendo terrorista o simple sicario del narcotráfico, como señalan algunos?

Que sean narcotraficantes o se alíen con el narcotráfico es natural en los terroristas. Lo hemos visto en Colombia, Afganistán y en todo el mundo. Para su financiamiento siempre se alían con los productores ilegales de alucinógenos o de lo que sea, y después tienden a sustituirlos, pero no podemos perder el tiempo en eso, debemos irnos al origen. ¿Quién controla la zona? Pues Sendero. Ahí están todos los caminos.

Esta semana se ha producido una nueva emboscada terrorista en el Vraem ¿Su radio de acción se ha ampliado o reducido?

Antes su zona en el Vraem era La Mar, Vizcatán hacia el Oriente, hasta llegar a la Selva de Junín, de Ucayali, del Cusco, de La Convención, pero ahora hemos visto que el ataque se ha producido más acá. Chulcanpa está más hacia la Costa que Huanta, el ataque no ha sido tan lejos, están en una zona más hacia la Sierra de Huancavelica pero cerca a la bajada hacia la Costa. Eso nos tiene que preocupar.

Entonces ¿sí han ampliado su radio de acción?

Si quisiéramos lanzar una hipótesis más dura diríamos que si se están abriendo tanto es porque sienten que tienen el control de la zona y están ampliando su zona de control o de influencia.

¿Sendero siente que el Vraem es una zona liberada?

Se mueven como en una zona liberada, pero lo que nos desalienta es que nuestras fuerzas de seguridad no nos dicen que han avanzado, siempre nos están hablando que son chiquitos, pero cada vez que actúan nos matan un montón de policías.

¿Qué medidas se deben adoptar?

Ejecutivo y Legislativo deben coordinar la constitución de una comisión de expertos, no solamente de abogados, sino antropólogos, economistas, sociólogos, entre otros, para que hagan un diagnóstico situacional. En el plano militar vemos que no hemos avanzando nada y debe haber un diagnóstico para ver dónde se deben priorizar inversiones, dónde hay que poner infraestructura, carreteras, trenes, energía eléctrica pero de gran potencia aunque el Estado tenga que subsidiarla para que esa población tenga alternativa económica. Lo otro es priorizar educación y salud porque de eso se valen para concientizar a la población y levantarla en rechazo al Estado y, finalmente, la acción jurídica para reprimir la ideología del ‘pensamiento Gonzalo’ cuando constituya organizaciones, porque esa ideología totalitaria tiene como objetivo destruir nuestro sistema democrático.

BAJO AMENAZA

¿Los miembros de la cúpula terrorista que saldrán en libertad próximamente pueden ser considerados una amenaza?

Los que salen van a ser cadenas de comunicación para coadyuvar en la estrategia que Sendero está desarrollando en este momento, pero ellos no van a aparecer como cabezas porque ya están identificados, pero evidentemente van a ser los canales de alimentación en ideología y en control de las estrategias y tácticas de Sendero.

¿Los peruanos están preparados para verlos por las calles?

No los podemos tratar individualmente porque lesionaríamos sus derechos, pero nunca dejemos de pensar que ellos pertenecen a una organización que no está rendida, que está activa y que está desarrollando todo su potencial ideológico y político. ¿Cuándo se animarán a dar un salto militar? No lo sabemos, es posible que nunca si es que están seguros que pueden llegar al poder a través de las urnas.

¿Su objetivo de capturar el poder sigue intacto?

Ese es su objetivo, sino que antes dijeron vamos a llegar al poder por las armas pero se han dado cuenta que con estos vacíos de Estado, esta corrupción generalizada, este desprestigio personal de los políticos y de todo el mundo, pueden hacerlo sin ellas, pero de lograrlo aplicarán su ideología y nos querrán convertir en Cuba, Venezuela u otro país similar, y así perpetuarse en el poder.

Periodista político empecinado en conocer el mundo. Apasionado por las buenas crónicas y la fotografía. Firme creyente de que quien viaja con avidez de conocimiento incrementa su libertad de pensamiento.