A 25 años de la captura de Abimael Guzmán, el cabecilla de la agrupación terrorista Sendero Luminoso (SL), que asesinó a miles de peruanos a nombre de una revolución armada que estuvo a punto de tomar el control del país, presentamos un informe que da cuenta de la manera en que actuaron estos criminales.

Los coches bomba, las detonaciones en torres de alta tensión, los explosivos en locales públicos y el asesinato de miles de policías y magistrados, era pan de cada día en una década plagada de sangre, terror y muerte.

En YouTube el usuario Juan Condor publicó imágenes inéditas que registran los episodios mas dolorosos de nuestra historia en los años 80. El primer video con tan solo 10 mil visitas muestra el atentado en la Prefectura de Lima, sede policial ubicada en el cruce del jirón España y la avenida Alfonso Ugarte donde hubo varios fallecidos y heridos.

No era Afganistán, ni Siria, era Lima en su etapa más crítica donde los bombazos volaban en mil pedazos a inocentes víctimas y destruían los ventanales de varios kilómetros a la redonda.

El terrorismo de Abimael Guzmán no distinguía entre niños, jóvenes, adultos o ancianos, sus atentados más sanguinarios se registraban en zonas urbanas como la urbanización Santa Beatriz.

El periodista José Mariño de Panamericana TV registró con su cámara el citado atentado que acabó con la vida de cinco personas, entre ellos un adolescente. La imágen más impactante corresponde a un hombre con el rostro ensangrentado que advertía que habían más heridos y muertos.

José Mariño -un periodista curtido- narraba con la voz entrecortada los sucesos mientras llegaban policías y bomberos. Otro momento dramático mostraba a los policías cubriendo un cadáver tendido en la vía pública.

El video también registra otro atentado ocurrido frente al local de la tienda Hiraoka ubicado en la avenida Abancay, frente alMinisterio Público y a pocos metros de Palacio de Gobierno.

También se difunde otro atentado contra la sede de la Fuerza Aérea Peruana (FAP) a pocos metros del Campo de Marte y muy cerca a una zona urbana.

Sendero Luminoso también mató a decenas de personas tras detonar una bomba en la calle Tarata en Miraflores. Aquel día bomberos no se daban abasto para evacuar a decenas de heridos según narró el periodista Dean Cárdenas.

Todavía confundidos muchos buscaban a sus familiares entre los escombros mientras al día siguiente se daba a conocer el drama de la niña Vanessa, una pequeña que perdió las extremidades producto de este atentado.

Dean Cárdenas mostraba además a dos niños con el rostro ensangrentado que eran evacuados en una camilla de los bomberos.

El equipo de redacción de Prensa21 trabaja permanentemente para entregarle la información que a usted le interesa.