Hace unas semanas Ministerio Público ordenó liberar a 16 personas de las 61 que fueron detenidas por pertenecer presuntamente a la banda criminal Los Babys de Oquendo. De ellas, 12 son policías y 4 son civiles.

Entre los liberados figuraban el director general de Seguridad del Instituto Nacional Penitenciario, Sergio Haro, y el jefe del Departamento de Asuntos de Seguridad Ciudadana, comandante Jorge Domínguez.

El fiscal Arturo Mosqueira, a cargo de las investigaciones a la organización delictiva, no halló pruebas suficientes contra estas 16 personas y, por lo tanto, no solicitará prisión preventiva.

Ante ello, Juan Santiváñez, abogado de cuatro de los policías liberados, entre ellos el comandante Domínguez, dijo que demandarían al ministro del Interior, Carlos Basombrío, por “daños a la imagen y reputación” de sus patrocinados.

Transcurridos los días, el letrado señaló que ya alistan la demanda y que la misma será por un millón de dólares. “Se le pedirá US$1 millón de indemnización por cada uno. Fue muy ligero en sus declaraciones”, precisó.

Basombrío dijo que una vez que se inicie el juicio sobre este caso, los 16 liberados podrían ser procesados nuevamente.

El equipo de redacción de Prensa21 trabaja permanentemente para entregarle la información que a usted le interesa.

SHARE