El representante de los excomandantes generales de La Marina de Guerra del Perú, Carlos Tejada, desbarató cada uno de los cuestionamientos del Ejecutivo sobre el proyecto de ley que el Congreso aprobaría por insistencia y que iguala las pensiones de miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional del Perú en retiro.

—¿Cuál es la posición de los pensionistas de La Marina de Guerra del Perú respecto a la modificación del Decreto Legislativo 1133?

Los pensionistas de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional del Perú se rigen por la Ley 19846, la cual decretó que los retirados debían recibir los mismos goces que el personal en actividad. Aunque en la práctica esto nunca se dio, ya que no se les otorgan los bonos que representan cerca del 40% de la remuneración total.

Lo que hizo el Decreto Legislativo 1133 fue crear inequidad, ya que las pensiones de los nuevos retirados pasaron a incorporar componentes no contemplados en la Ley 19846. La norma aprobada por el Congreso solucionaría esa inequidad.

—¿Es el Congreso quien debería solucionarla, teniendo en cuenta el impacto directo que podría tener en la asignación presupuestal del Ejecutivo?

El Congreso tiene como función legislar, no ser una mesa de partes del Ejecutivo. Puede legislar sobre leyes de pensiones o de beneficio social y ya lo ha hecho antes. Por ejemplo, cuando dispuso el reintegro de los fondos del Fonavi o cuando decretó que los trabajadores de EsSalud que estaban bajo el régimen de Contrato Administrativo de Servicios ingresen al régimen laboral de la Ley 728 —el cual le otorga más beneficios—.

Todas esas normas han tenido impacto económico y no por eso son iniciativas de gasto.

—Para algunos, la reforma constitucional del 2004 impide precisamente nivelar las pensiones de esas entidades.

Eso no es cierto. La reforma constitucional no afectó la Ley 19846. Solo anuló la Ley 20530, la cual establecía que, al retirarse, un funcionario público común debía ganar lo mismo que uno en actividad.

En el debate parlamentario se decidió expresamente no afectar la Ley 19846 porque la propia Constitución establece que las Fuerzas Armadas y la Policía se rigen por sus normas.

—Algunos cuestionan esos regímenes especiales.

Son especiales porque nosotros no tenemos los mismos derechos de un funcionario cualquiera. No nos regimos por las 8 horas, no tenemos CTS, etc. Por ejemplo, en la reciente emergencia muchos militares han trabajado 24 horas al día por el mismo sueldo y no han visto a su familia durante meses.

Ninguna Fuerza Armada del mundo tiene un régimen pensionario regular.

—¿El Tribunal Constitucional ya no se manifestó en contra del reajuste pensionario a militares y policías?

Sí, pero vinculado a la posibilidad de volver pensionables los incrementos a las bonificaciones. La demanda constitucional buscaba que se le respeten los mismos goces y beneficios de miembros en actividad a funcionarios retirados. El Tribunal Constitucional ya falló en ese sentido, pero también señaló que no deben existir inequidades en las pensiones de los jubilados de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú.

TE PUEDE INTERESAR:

Escándalo: Fovipol y Fovime fueron usados para remodelar casas y ‘depas’

El equipo de redacción de Prensa21 trabaja permanentemente para entregarle la información que a usted le interesa.