El exasesor nacionalista, Jorge Paredes Terry, detalló que además de las personas y de los soldados que han brindado diversos testimonios de las ejecuciones extrajudiciales que habrían sido cometidas en la base contra subversiva Madre Mía, en donde Ollanta Humala se desempeñó como capitán del Ejército Peruano, habría un total de 17 soldados dispuestos a revelar más asesinatos y desapariciones, las cuales habrían sido ordenadas por el expresidente, cuando usaba el seudónimo de “Capitán Carlos”.

En conversación con el diario LA RAZÓN, Paredes reveló que esta reunión se fue a principios del año 2015, cuando él ya había renunciado al partido de gobierno y realizaba una gira nacional, para poder obtener el respaldo y declaraciones de todas las personas que también habían salido del partido.

“Cuando yo renuncio al partido nacionalista, inicio una gira nacional, tratando de conversar con los exnacionalistas, porque ellos me invitaban, queríamos formar un nuevo movimiento. Fue ahí que en una de esas giras yo paso por Tingo María. Cuando paso por Tingo María, uno de los dirigentes de nuestro movimiento me informa que había un grupo de soldados que querían conversar conmigo, querían hablar de los temas de Madre Mía. La reunión fue en una zona cercana al río Huallaga, eran alrededor de 17, y es ahí donde empiezan a contar todo. Fue en Febrero del 2015”, afirmó.

El exasesor indicó que dentro de los temas que revelaron estos soldados, se hablaban de muchas más ejecuciones extrajudiciales de las que ya se han revelado, así como desapariciones forzadas, sin embargo, como la reunión fue realizada sin implementos para registrar estas revelaciones, Paredes Terry optó por realizar una reunión en Lima. Fue gracias a este nuevo acuerdo que Leonardo Soria, junto al otro militar de nombre Sebastián, se contactaron con Jorge Paredes en Lima, lo que permitió la grabación que hoy tiene en su poder la Fiscalía.

“Ellos hablaron de muchos temas muy graves, casi todos tenían diversas historias de desapariciones y ejecuciones extrajudiciales. Lo que ya se ha revelado, como lo del Valle el Monzón, Alto Pendencia, la señora Aurea Felipe, fueron parte de esa conversación, pero hay muchos más asesinatos que todavía no se han revelado”, dijo.

“Lo que yo tenía como prioridad era grabarlos, pero para eso tuve que pactar la reunión en Lima, cuando vino Soria con Sebastián. Esa reunión sirvió para confirmar los asesinatos que ya se han hecho públicos”, detalló.

 

 

El equipo de redacción de Prensa21 trabaja permanentemente para entregarle la información que a usted le interesa.

SHARE