Normativa que obliga su uso en Perú se emitirá en 15 días

Los buses de transporte interprovincial y los camiones de carga contarán próximamente y de manera obligatoria con un sistema electrónico que no solo tendrá GPS sino asistencia al conductor, a quien advertirá de sus peligrosas maniobras, de acuerdo con una normativa que la Sutran aprobará en 15 días.

Tras el accidente ocurrido en el Serpentín de Pasamayo, el titular de la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutran), Lorenzo Orrego, explicó que se trata de un sistema avanzado de asistencia al conductor que funciona en diversos países como Dinamarca o, algo más cerca, en Argentina.
Este nuevo sistema de seguridad de transporte terrestre generará gran diversidad de datos. “Incorpora algunos elementos a los GPS que ya existen.En adición a la ubicación que me da, permite determinar con mayor exactitud la velocidad del vehículo y monitorea al conductor. Si cambia de carril o hace una maniobra peligrosa, sonará una alarma para el conductor, para la Sutran y la empresa que es dueña de la unidad”.

Buses de pasajeros ya no podrán circular por Serpentin de Pasamayo 

“No es castigador, sino evita accidentes. Es como si hubiera una cámara que ve lo que hago”, dijo al referirse a la implementación del Sistema de Finalización Electrónica.
Detalló que igualmente emitirá alertas cuando el vehículo se acerca de forma temeraria a otro, si se realizan maniobras bruscas o cuando un peatón cruza delante del vehículo. En ese caso ofrecerá tres segundos para corregir el hecho y evitar un accidente.
“Este nuevo sistema permitirá además la identificación del conductor para ver si ha tomado alcohol o si ha realizado los cambios de turno de acuerdo a ley, según la cual se puede manejar 4 horas en la noche y 5 en el día”.

Económico y más seguro 

Contrariamente a lo que podría pensarse, este tipo de equipos son más económicos que los existentes en el mercado, comentó el titular de la Sutran. “Sistemas de este tipo son usados en algunas empresas mineras del Perú”, apuntó.

“El sistema antiguo, incluyendo los sistemas de transmisión a una central, tiene un costo aproximado de 11,000 soles en cinco años. Los sistemas nuevos, en cambio, valen más o menos 6,500 a 7,000 soles durante cinco años. Estos se incorporan dentro del vehículo y la información la recibimos directamente en Sutran”.
Orrego anunció que dentro de 15 días será aprobado el marco legal bajo el que operará este nuevo sistema de seguridad vial, que ofrece un año para su implementación.

“En este momento, tenemos solo 40,000 camiones con sistema de GPS registrados en nuestro sistema y más o menos unos 160,000 todavía están en proceso de incorporación. A estos se suman unos 15, 000 buses de transportes de personas y vans turísticas que también lo tienen”, comentó.

El jefe de la Sutran indicó que se están definiendo las especificaciones técnicas de todos los elementos anunciados, qué deben incluir y cómo deben instalarse.

“Los camiones tienen la obligatoriedad del GPS, que ya está trasmitiendo datos. Lo que va a ocurrir es ampliar la norma para que puedan cambiar (adoptar el nuevo sistema) en un plazo determinado. Estamos en pleno proceso de compatibilizar los criterios con el Ministerio de Transportes. Pero será rápido, máximo en 15 días”, adelantó.
Otro aspecto novedoso de este nuevo sistema, refirió el experto, es su capacidad de reconstruir el trayecto del manejo 45 segundos antes y 45 segundos después de una accidente, información que será muy valiosa en investigaciones donde intervenga la Policía Nacional.

“He ofrecido a la policía darle esta información gratuitamente y a cualquier institución que me lo pida. Creemos que se trata de información valiosa que debe ser abierta. Algunas compañías de seguro nos han mencionado la intención de apoyar el sistema de manera simultánea. De aceptar, solo tendríamos que conversar como implementarlo”, dijo.

Una vez en funciones, la data del nuevo sistema de seguridad de estos vehículos permitirá elaborar rankings de conductores y empresas que realizan un trabajo de calidad y sobre todo seguridad en las pistas nacionales. 
Orrego recalcó que ha iniciado la reestructuración integral de la institución para atender una serie de necesidades aplazadas en el pasado y “cuyas consecuencias estamos pagando ahora”, como el deficiente control de los malos conductores en las vías nacionales.
“La nueva gestión que dirijo pretende desarrollar un binomio de trabajo basada en dos pilares: tecnología y la educación vial, además de prevención y cuidado de las personas. En este marco, tenemos que hacer un cambio procedimental que nos permita mejorar la actividad vial en todo el país”, indicó.

 

El equipo de redacción de Prensa21 trabaja permanentemente para entregarle la información que a usted le interesa.

SHARE