El presidente de la Comisión de Inteligencia del Congreso, Octavio Salazar, consideró necesaria una política de Estado para mantener bajo vigilancia a los sentenciados por terrorismo que salgan en libertad tras cumplir sus condenas, y evitar que vuelvan a convertirse en una amenaza para la seguridad del país.

Salazar justificó su propuesta al afirmar que muchos de esos sentenciados por terrorismo que pronto saldrán libres no se han arrepentido y continúan con sus mismas ideas radicales de destrucción.

Por ejemplo, mencionó que la senderista Martha Huatay, quien recuperará su libertad en octubre, se adheriría a movimientos radicales proterroristas como el Movadef.

“Requerimos que el gobierno esté atento con una política clara, es decir, tiene que ser una política de Estado para el seguimiento a estas personas”, dijo en declaraciones a la Agencia Andina.

Salazar refirió que el Estado necesita prever la probabilidad de que estas personas decidan seguir con la misma conducta violentista mostrada hace muchos años.

“El Estado tiene que protegerse porque ya nos engañaron una vez, la democracia no es boba ni tonta, tiene sus mecanismos democráticos y legales para asegurar que estas personas no realicen actos que ya hicieron y si lo hacen, ahí están las leyes”, señaló.

Asimismo, afirmó que también es necesario enfrentar la prédica engañosa de estos seguidores de Sendero Luminoso, al presentarse ante jóvenes como “luchadores sociales”.

“Eso se consigue con una política permanente de información a los ciudadanos”, manifestó.

El equipo de redacción de Prensa21 trabaja permanentemente para entregarle la información que a usted le interesa.

SHARE