Un aspecto fundamental al momento de decidir la ejecución de un proyecto en Internet es la definición del rubro al que vamos a orientarlo.

Muchas veces la construcción de un portal online constituye el traslado al espectro virtual de una empresa o proyecto existente en el mundo real, por lo que su ámbito de desempeño está establecido de antemano.

LEER: Aprende a crear una página web desde cero

Sin embargo, en los últimos años se ha incrementado exponencialmente el número de personas que toman la decisión de crear una página web motivados por la posibilidad de generar ingresos en su tiempo libre y sin tener muy claro los temas que pueden o deben abordar.

Este artículo está principalmente destinado a estas últimas personas, pero no es excluyente de quienes ya tienen definido un proyecto y desean saber qué otros aspectos deben tener en cuenta antes de lanzarse al mundo virtual.

La fórmula perfecta está en identificar aquel tema que manejamos o nos apasiona y que a la vez genera un alto interés entre los usuarios en la red.

 

Como se indica líneas arriba, lo primero es definir nuestro ámbito de acción. En este punto, lo recomendable es identificar aquellos tópicos sobre los que tenemos un mayor conocimiento o nos resultan agradables y/o apasionantes.

Ello debido a que nuestro proyecto necesitará constancia y si el contenido está referido a temas que no conoces o que te resultan aburridos, es muy posible que fracase al poco tiempo.

Es por ello que existen páginas web sobre videojuegos, turismo, ajedrez, mascotas, salud y cualquier rubro que puedas imaginarte.

Una vez que tengamos una lista corta de los posibles tópicos de nuestro portal, el siguiente paso es investigar los mercados en los que puede desarrollarse. Es decir, el nivel de interés que puede existir sobre ese tema.

La fórmula perfecta está en identificar aquel tema que manejamos o nos apasiona y que a la vez genera un alto interés entre los usuarios en la red.

Una vez definido el rubro, el siguiente paso será adquirir el dominio y hosting, aunque el primero de estos estará necesariamente vinculado a la disponibilidad del nombre que hayamos elegido para nuestra web.

Periodista político empecinado en conocer el mundo. Apasionado por las buenas crónicas y la fotografía. Firme creyente de que quien viaja con avidez de conocimiento incrementa su libertad de pensamiento.